Qué es Google My Business y cómo te ayudará a conseguir más clientes
[wpdreams_ajaxsearchlite]
Google My Business

Qué es Google My Business y cómo te ayudará a conseguir más clientes

Lectura: 4 min | 14 Jul 20

Autor: Arantxa Herranz

¿Qué es lo que normalmente hacemos cuando queremos saber algo sobre un producto o servicio que nos interesa comprar o deseamos saber más de una empresa? Vamos a Google y tecleamos ese producto en la barra del buscador. Pues ese mismo proceso es el que realizan tus clientes y no clientes con tu negocio.

De hecho, según datos de la propia compañía, cada mes se hacen 5.000 millones de búsquedas de restaurantes, 3.000 millones de búsquedas de hoteles, 1.000 millones de tiendas de ropa, 600 millones de peluquerías y salones de belleza y 5 millones de búsquedas de cafeterías.

Ahora ponte en la piel de tu cliente y comprueba la sensación de saber que Google te mostrará no solo la dirección web, sino toda la información relativa a tu empresa: dirección, ubicación en el mapa y cómo llegar, horario, teléfono de contacto, fotos… ¿Cómo se logra esto? Muy fácil: dándose de alta en Google My Business.

 Qué es Google My Business y cómo funciona

Como su nombre deja entrever, Google My Business es una herramienta de Google que te permite crear un perfil de tu negocio en el buscador y tus servicios asociados. A partir de ahí, puedes completar toda la información de tu empresa: dirección web, correo electrónico, ubicación física, horario, productos y servicios, tu propuesta de valor, formularios de contacto, teléfono, fotos, razones por las que tu negocio es mejor que la competencia… Es decir, toda la información que cualquier consumidor puede necesitar y que trata de averiguar cuando busca tu empresa o productos que tú vendes en Google.

Es más, también puede aparecer esta información de tu empresa cuando una persona busca términos relacionados con tu negocio. O cuando, situado en algún punto concreto de la ciudad, busca determinados negocios “cerca de mi”. Y, por supuesto, puedes decidir cómo y con qué apariencia se muestra tu negocio cuando te abres un perfil en Google My Business.

 Cómo puedo dar de alta mi negocio en Google My Business

Da igual el tipo de actividad al que te dediques, tu tamaño o tu facturación: tiendas, fontaneros, fisioterapeutas, restaurantes, reparación de móviles, autoescuelas, floristerías, abogados, administradores de finca… Cualquiera puede darse de alta en Google My Business y mostrar toda su información relevante en el buscador.

Aquellos negocios que no tengan página web o, incluso, una dirección física concreta, también pueden utilizar este recurso.

Además, el registro en Google My Business no lleva aparejado ningún desembolso ni inversión: es gratis. Es más, puede que incluso Google tenga “fichado” tu negocio sin necesidad de que lo hayas dado de alta. Te darás cuenta porque, al buscarlo en Internet, verás información incompleta y el buscador pregunta si puedes completar la información que falta o si eres el dueño de ese negocio. En estos casos, Google te permite “reclamar” este perfil y administrarlo, también de forma gratuita.

Google My Business

Cabe señalar, igualmente, que este perfil es fácilmente administrable a través de dispositivos móviles (existe una app tanto para Android como para iOS).

Cómo configurar Google My Business

Para que tu negocio aparezca, pues, de forma correcta en las búsquedas de Google, debes ir a la web de Google My Business y darte de alta. Para ello, debes hacer clic en el botón “Gestionar ahora” (solo la primera vez, luego con Iniciar Sesión será suficiente).

Una vez hecho, tienes dos opciones: si, como decíamos, tu empresa “está fichada” por Google ya tendrá un perfil de Google My Business, así que puedes reclamarlo y, a partir de ese momento, mejorar tu perfil y gestionarlo. Si no es el caso, una vez que te registres ya puedes dar de alta el perfil.

Tras registrarse o iniciar sesión, llega el momento de incluir la información básica de tu negocio: nombre, número de teléfono, dirección, horario comercial… También puedes añadir imágenes de tu negocio, de tus productos, servicios y ofertas… Es decir, material gráfico representativo y que pueda llamar la atención de los usuarios y clientes.

google my business

Una vez que hayas completado toda esta información (es importante que revises bien que todos los datos son correctos, que no falla ningún enlace y que la información está convenientemente actualizada), podrás verificar que eres el propietario de tu negocio. Para hacerlo, Google te pedirá hacerlo por correo electrónico o teléfono. O incluso por correo postal. Google se encargará de enviarte un código de verificación para que lo introduzcas en su correspondiente casilla.

También puedes usar Google Search Console. Probablemente ésta sea la opción más rápida, aunque solo está disponible si previamente habías notificado al buscador ser el propietario de tu negocio.

A partir de este momento, ya serás el propietario del perfil de tu propio negocio en Google My Business.

Ya tengo mi cuenta. ¿Y ahora qué?

Aunque ya has dado un paso importante dándote de alta, tu trabajo no acaba aquí. Es fundamental que mantengas vivo tu perfil, que lo tengas actualizado. Es decir, debes interiorizar que cada modificación que hagas en tu negocio (logotipo, dirección, datos de contacto, horario, productos y servicios que ofreces…) también lo notifiques en Google My Business.

Ten en cuenta que, como decíamos al principio, muchos clientes te encontrarán buscando en Google. Al ver el perfil de tu negocio, es probable que consulten tu horario, formas de contacto y tu oferta de productos y servicios. Puedes perder (o ganar) clientes si la información que encuentran es correcta o no. Imagínate que aseguras que estás cerrado al mediodía pero que ese horario es el de invierno y no el de verano. Algún cliente puede no contactarte porque no se ajusta a sus necesidades. Por eso es vital que tengas siempre optimizado y al día tu perfil en Google My Business.

Además, es probable que los usuarios de Google hagan comentarios, revisiones y preguntas sobre tu negocio. No está de más que estés al día de todas estas cuestiones, que seas agradecido con las revisiones positivas, que resuelvas las dudas que surjan sobre tu negocio y que intentes aclarar las malas experiencias que algún cliente haya podido tener.

Autor

Arantxa Herranz

Periodista y freelance. Especializada en tecnología e innovación, Internet, papel, radio.

Le puedes encontrar en:

Twitter: @aherranz

Suscríbete a nuestra Newsletter y recibe los artículos en tu email.

*Campo obligatorio
*Campo obligatorio
*Campo obligatorio