¿Quieres jubilarte y no tienes relevo familiar? Conoce los search funds.
[wpdreams_ajaxsearchlite]

¿Quieres jubilarte y no tienes relevo familiar? Por qué los search funds pueden ser una buena opción para tu empresa

Lectura: 3 min | 12 Nov 20

Autor: Carlos Otto

Quizá no te lo hayas planteado, pero lo cierto es que las compañías familiares son una parte esencial del tejido empresarial y económico español. Ante la falta de cifras concretas que hasta hace poco había sobre la realidad de este tipo de sociedades, en 2016 el Instituto Nacional de Estadística (INE) se propuso realizar un análisis piloto sobre las empresas familiares. De ahí salió el Estudio piloto sobre empresas familiares, donde los números hablan por sí solos.

Para empezar, las empresas familiares constituyen el 82,8% de las compañías registradas en toda España. La mayoría de esta cuota corresponde a pymes y micropymes, pero, incluso en el grueso de las empresas de más de 1.000 empleados, las familiares representan un meritorio 19,9% del total.

 

Fruto de esta distribución, estas sociedades también juegan un papel importante en el ámbito laboral y económico de nuestro país: no en vano, aglutinan al 49,9% de los trabajadores y el 38% de la facturación total de las empresas españolas.

 

 

Su distribución de actividad, eso sí, es muy amplia. En el sector de la hostelería el 90,6% de las empresas familiares, pero en otros sectores mucho más técnicos, como el industrial, la cifra no baja del 74,1%.

 

El problema: cuando nadie coge el testigo

Sin embargo, con el paso del tiempo todos los dueños de empresas familiares se acaban enfrentando a algunas preguntas complicadas: ¿tendré relevo generacional? ¿Querrán mis hijos hacerse cargo del negocio? ¿Y si no quieren?

Según el informe La empresa familiar y el relevo generacional, elaborado por Centrem, el 30% de este tipo de compañías no ha planificado su relevo, y eso acaba desembocando en una situación que, de cara al empresario, acaba siendo preocupante: el 45,7% de las empresas familiares son de primera generación, el 44,2% de segunda y, a partir de ahí, las cifras se desmoronan: el 7,4% son de tercera generación y apenas el 2,6% de cuarta.

 

Con este panorama llegan nuevas preguntas: ¿qué va a pasar cuando me jubile? Si mis hijos ni otros familiares quieren hacerse cargo del negocio familiar, ¿se lo tendré que vender a otra persona? ¿O acabaré cerrando y mandando a la calle a los trabajadores?

Una posible solución: los search funds

Es aquí donde surge una figura de larga tradición en países como Estados Unidos y que en los últimos años está experimentando un auge en los países de nuestro entorno: los search funds o fondos de búsqueda. Un search fund es un fondo de inversión, comandado por uno o varios emprendedores, que se dedica a comprar empresas rentables y viables para hacerse con su gestión y dirigirlas. El proceso de un search fund, por lo general, viene a ser el siguiente:

  1. Uno o varios emprendedores juntan a un conjunto de varios inversores que, entre todos, ponen una elevada cantidad de dinero (rara vez bajan del millón de euros)
  2. Una vez conformado el fondo, los emprendedores se dedican a buscar empresas que cumplan cinco requisitos: que sean pymes, que facturen un mínimo de 2 millones de euros anuales, que sean rentables (o con una rentabilidad cercana), que sean viables (que no corran riesgo por su actividad o sector) y que el dueño esté sopesando venderla (casi siempre por querer jubilarse).
  3. Si se llega a un trato, la empresa familiar será vendida al search fund, que a partir de entonces se hará cargo del negocio. Ahora bien, es importante aclarar una cosa: salvo excepciones, los search funds no compran compañías para especular con ellas ni necesariamente para venderlas, sino para continuar el negocio de manera efectiva.

Como decimos, el modelo de search funds es medianamente reciente en España, pero en Estados Unidos lleva tiempo demostrando su solvencia. La Universidad de Stanford analiza cada año la evolución de esta figura y, en su último informe, remarca su auge en sectores como el de servicios, el tecnológico y el de la salud.

 

Cuando decimos que la mayoría de vendedores se deshacen de su negocio por acercarse a la jubilación también nos basamos en datos: la mayoría de vendedores se sitúa entre los 50 y los 64 años.

 

Esta fórmula no solo le sale rentable al vendedor, que acaba ganando una cantidad millonaria de dinero de cara a su jubilación, sino también a los compradores. El 70% de los fondos de búsqueda, estén formados por una o por varias personas, acaba teniendo beneficios en la continuación del negocio que ha adquirido.

 

Y si piensas que este tipo modelos empresariales solo funcionan en Estados Unidos, te equivocas. El primer search fund español nació en 2011 y, a día de hoy, nuestro país cuenta con cerca de diez fondos de búsqueda similares. El crecimiento de esta fórmula en España ha alcanzado tales cotas que hasta los fondos estadounidenses se fijan en nuestro país: según el estudio de la Universidad de Stanford, en los últimos cinco años ha habido ocho fondos de Estados Unidos que han comprado pymes españolas.

De modo que ya lo sabes: si tienes una empresa familiar, tenéis una trayectoria consolidada, te acercas a la edad de jubilación y ves que nadie de tu familia está dispuesto a seguir con el proyecto, puedes vender tu empresa. Y si decides hacerlo, los fondos de búsqueda pueden ser una opción viable. De este modo no tendrás que cerrar el negocio y sabrás que hay alguien que se ocupará de él.

Autor

Carlos Otto

Periodista de tecnología, economía, reportajes y emprendimiento en El Confidencial.

Suscríbete a nuestra Newsletter y recibe los artículos en tu email.

*Campo obligatorio
*Campo obligatorio
*Campo obligatorio