Beneficios de la realidad aumentada para tu negocio
[wpdreams_ajaxsearchlite]
Realidad Aumentada

Realidad aumentada: beneficios para tu negocio

Lectura: 7 min | 25 Sep 20

Autor: Jose Manuel Sanchez

Ante la avalancha de avances tecnológicos que surgen continuamente, es necesario sentarse a pensar cuáles son los que se van a quedar en la sociedad transcurrido el efecto “wow”. No siempre es fácil predecirlo. En ocasiones, las empresas apuestan por una determinada innovación que en un momento dado provocó mucho ruido mediático y, al final, se desmorona como un castillo de naipes sin haber logrado triunfar.

La tecnología de realidad aumentada es una de las que más se ha hablado en los últimos años. Tiene un gran potencial para las empresas, las pymes incluido, de cara a mejorar sus campañas de publicidad. Los departamentos de comunicación y márketing pueden sacarle bastante provecho, aunque lo primero de todo es conocer qué hay detrás, qué oportunidades presenta y cómo se puede integrar en tu plan de negocio. Así que vayamos por partes.

¿Qué es la realidad aumentada?

La realidad aumentada (AR, por sus siglas en inglés) consiste en superponer objetos virtuales sobre imágenes estáticas. Es decir, se trata de añadir información adicional de manera digital a una imagen procedente del mundo real a través de un dispositivo electrónico. Esta es la principal diferencia con otra tecnología muy relacionada, la realidad virtual (VR, por sus siglas en inglés), que permite “engañar” al cerebro sumergiendo al usuario en un mundo alternativo.

Aunque están estrechamente ligadas, ambas tecnologías ofrecen experiencias inmersivas muy distintas. La realidad aumentada requiere de un dispositivo electrónico especial para recoger la información del exterior a la hora de incorporar las imágenes virtuales en 3D. Pero se puede utilizar muchas veces un “smartphone”. Por tanto, es más accesible que la realidad virtual, que necesita de un equipo electrónico más complejo, aunque también es cierto que en los últimos años ha surgido la realidad virtual móvil que ha logrado extender sus capacidades a un público mayor.

Realidad Virtual

Según un estudio de Futuresource Consulting, en 2019 el mercado de dispositivos VR registraron un aumento del 5% a nivel mundial. En cambio, es incalculable las experiencias de realidad aumentada. Los consumidores se han favorecido de los esfuerzos de determinadas redes sociales como Snapchat, Instagram o Facebook, que han incorporado funcionalidades para abrazar y popularizar esta tecnología.  Los exitosos filtros que permiten editar tus fotos, los recursos gráficos al alcance de cualquiera cuando hace una videollamada o algunos juegos móviles como el conocido “Pokémon Go” han mostrado la fortaleza de la AR.

¿Qué ventajas y desventajas tiene esta tecnología?

Una de las ventajas principales de la AR es su gran abanico de posibilidades. Por ejemplo, para escanear productos, hacer un registro de cara a obtener recompensas, para mejorar la experiencia en la tienda, para visualizar productos tridimensionales o para recibir anuncios interactivos.

Se puede utilizar en multitud de sectores como el turismo, la restauración, el transporte, la educación, las inmobiliarias, la arquitectura, el interiorismo, la medicina o el ocio. En todos ellos se han visto algunos experimentos. Las empresas de todo tipo se pueden beneficiar de su capacidad para impactar en los clientes ofreciéndoles experiencias didácticas y útiles durante el proceso de compra, tales como la idea de “probar antes de comprar”.

De esta manera, se puede proporcionar información adicional a productos y servicios de una manera accesible. Representa, además, una posibilidad encaminada al ahorro de costes. También es posible promover el turismo con visitas interactivas o ampliar los programas de formación. A su vez, la AR puede servir como registro para obtener recompensas. Es decir, permite entregar beneficios virtuales, tales como cupones virtuales o productos gratuitos con el objetivo de atraer a los consumidores de a la tienda física.

No todo es de color de rosa. Entre las desventajas se encuentra un hecho evidente: su uso todavía no está generalizado en la sociedad, con lo que es posible que muchos consumidores no sepan siquiera cómo utilizar la realidad aumentada. La dificultad para realizar una acción concreta reside en las fases de desarrollo, que son complejas y requiere de la creación de un software específico para que se pueda disfrutar de las ventajas.

¿Qué potencial tiene para una empresa?

Cualquier empresa puede crear una experiencia útil adaptando la realidad aumentada a su negocio, aunque hay sectores más propensos por su naturaleza a incorporar esta tecnología en su negocio. Los cuidados de belleza, la moda, gastronomía o el turismo son sectores que ya están apostando por esta tecnología. Son muchas marcas las que han descubierto que la implementación de esta tecnología supone un nuevo paso en su transformación digital.

Lo primero es asumir que, de decidirse, hay que hacerlo de manera funcional y que sea práctico tanto para el consumidor como para los empleados. Los “retailers” pueden incorporar estos avances para fomentar el consumo y, sobre todo, para diferenciarse de la competencia. Les permite, entre muchas cosas, hacer simulaciones de productos para facilitar la compra de productos.

Al tratarse de una experiencia que llama mucho la atención, una marca comercial puede utilizar estos recursos para crear una campaña de publicidad muy original. Puede servir como reclamo para que los potenciales clientes tengan en consideración un producto nuevo. Es lo que conoce como “Blended marketing”, que es una estrategia publicitaria que mezcla los dos entornos, el físico y el virtual para dar a conocer tu negocio. Supondrá un impacto en el consumidor y, por tanto, ayudará a atraerlo.

Utilizando la AR, una “pyme” también puede facilitar la revisión y consulta de su inventario de productos o servicios para mejorar la atención al cliente. Y, de paso, hacer más accesible su catálogo.

Un gran potencial según el sector

El sector inmobiliario ha sido otro de los que más ha apostado por esta tecnología. Se han visto casos en los que se ha aplicado para conocer más detalles en la compra o alquiler de una vivienda. También muchos comercios y empresas de tipo “retail” han demostrado las capacidades para que sus clientes personalicen los productos. Por ejemplo, se puede utilizar para mostrar precio, tallas y colores disponibles de unas prendas de ropa en tiempo real mientras enfocas el escaparate de una tienda con la cámara del teléfono.

Imagina que eres propietario de una tienda de interiorismo. Una persona dispuesta a comprar objetos de decoración puede saber cómo va a quedar en su casa antes de efectuar la compra. Las infinitas capacidades de esta tecnología se aprecia a simple vista en el mundo del ocio electrónico, donde muchas compañías desarrolladoras han utilizado objetos virtuales para experiencias de entretenimiento y juegos móviles. Utilizando, para ello, la cámara del “smartphone”.

De igual manera que en el entorno educativo, esta tecnología se adapta a la perfección, permitiendo que estudiantes puedan interactuar con modelos en 3D del cuerpo humano o máquinas para mejorar su aprendizaje.

Una pequeña o mediana empresa de restauración puede crear una carta de platos virtual para que los comensales conozcan con antelación la presentación de sus propuestas. Así logrará atraer a muchos consumidores al ofrecer algo distinto que su competencia y facilitará el proceso de selección.

Y, por qué no, también un concesionario de coches o taller puede utilizar la AR para su negocio, ofreciendo a sus potenciales clientes la posibilidad de personalizar los vehículos. Sin lugar a dudas, cualquier negocio en internet o “e-commerce” pueden aplicar esta tecnología para mejorar la experiencia de cliente.

Más allá de utilizarse en campañas de publicidad o como herramientas de venta, las pymes pueden también utilizar la realidad aumentada para su negocio de manera interna y optimizar así sus procesos de trabajo. Los casos de uso empresarial representarán casi la mitad de todo el gasto en estas experiencias. La consultora IDC calcula un gasto mundial para 2020 en torno a los 18.800 millones de dólares anuales, lo que representa un aumento del 7,6% respecto al año anterior. No queda ahí la cosa, puesto que se puede utilizar para formación de empleados o en tareas de mantenimiento industrial, tanto desde el entorno “retail” como en otros procesos industriales donde la fabricación sea el principal motor económico.

Dispositivos compatibles

En principio, todos los dispositivos móviles inteligentes son compatibles para la realidad aumentada. De tal forma que, a diferencia de la realidad virtual, crear una experiencia puede resultar mucho más económico porque no tiene tantas exigencias técnicas en su desarrollo. Hay muchas empresas y “startups” especializadas en este campo. Para experiencias más avanzadas es necesario contar con dispositivos como Microsoft HoloLens, Oculus Quest o Google Glass Enterprise Edition.

Ante este desafío, Apple ha querido erigirse en otro de los jugadores que marcan la diferencia en el sector. Así, en su nuevo iPad Pro, su tableta más potente, ha incorporado un escáner láser de tipo LiDAR -similar a los que incorporan los coches autónomos- y que logrará medir de manera más precisa los objetos virtuales. También existen otras empresas que han desarrollado prototipos de herramientas y que, aunque algunas están en fase de desarrollo, muestran en parte todo el potencial de esta tecnología.

Un proyecto interesante que muestra cómo se pueden “manipular” objetos virtuales es Portal-ble. Una “startup” que ha reinventado la realidad aumentada a través de un software. Desarrollado por el catedrático en informática Jeff Huang, la plataforma permite incorporar objetos virtuales en el entorno de una persona con solo utilizar un “smartphone”. De ahí que sea fácil y accesible para las marcas comerciales. Para utilizarlo se requiere un sensor infrarrojo adicional que “recrea” virtualmente la mano de un usuario mostrando así su interacción con objetos en un mundo virtual. El sensor está conectado a una miniordenador similar a un “smartphone” diseñado para procesar la información de su entorno. Este ejemplo es fantástico para entenderlo:

Ejemplos de éxito

Es lógico que las grandes compañías hayan experimentado en los últimos años con la realidad aumentada, pero las pymes, pese a que tengan menos recursos económicos, también pueden sacarle provecho. Recordando algunos casos de éxito que puedan encender la bombilla a los pequeños empresarios, la veterana firma automovilística SEAT introdujo un sistema basado en la realidad aumentada durante la fabricación de sus coches. A esta marca le ha servido para que sus diseñadores para hacer simulaciones. Ahorrando, con ello, muchas horas.

El Museo Thyssen, en Madrid, incorporó hace unos años un software virtual para que los asistentes pudieran conocer algunos “secretos” de los cuadros con solo enfocar la cámara del teléfono a la obra de un artista. En 2013, McDonalds hizo ensayos por algunos de sus locales empleando esta tecnología. Escaneando un código QR, los clientes podían recibir una experiencia interactiva con simpáticos personajes. A su vez mostraba información sobre los ingredientes de sus hamburguesas como el tipo de carne, alimentos utilizados o la procedencia de los mismos.

Una “startup” llamada Ludus ha desarrollado un simulador de riesgos laborales que, por medio de gafas de realidad aumentada, los usuarios pueden aprender el protocolo de actuación en una fábrica como colocar la protección adecuada o el material necesario en su jornada laboral. El “ecommerce” Wanna Kicks ha abrazado el concepto de “probar antes de comprar” para su catálogo de zapatillas. A través de una aplicación para iOS, los usuarios pueden mirar cómo les queda el calzado antes de decantarse por un modelo determinado.

Por su parte, Ikea, gigante de productos inmobiliarios, utilizó la AR en 2017 en su estrategia de marketing, permitiendo que sus clientes pudieran conocer su mobiliario y accesorios, además de interactuar con ellos desde una vivienda propia para sacar partido a su catálogo. De similar propuesta, otro “ecommerce” como HomeByMe cuenta con una aplicación para visualizar sus muebles en 3D en el espacio de su vivienda.

Ikea AR

BBVA, con Valora View, hizo lo propio. Se trata de una función que permite recopilar datos de una vivienda que está en venta o alquiler. Enfocando la casa a través de la cámara del móvil, los usuarios reciben información a través de realidad aumentada sobre precios y características. Está disponible para Android e iOS. La empresa de mensajería Nacex también ha experimentado con la AR a través de un sistema de verificación de códigos de barras. Los trabajadores acceden a información adicional sobre el reparto a través de una aplicación disponible para dispositivos Android.

Autor

Jose Manuel Sanchez

José M. Sánchez «Daze» es periodista. Tras pasar por redacciones como «Las Provincias», Onda Cero o «20 minutos», desde 2009 trabaja como redactor en «ABC», por donde ha desempeñado diversas tareas como redactor de deportes, community manager y social media strategist, redactor de continuidad y cultura hasta su desembarco en ABC Tecnología, cargo que ocupa desde 2012.

Le puedes encontrar en:

Twitter: josedaze

Suscríbete a nuestra Newsletter y recibe los artículos en tu email.