[wpdreams_ajaxsearchlite]
Reclama tus deudas ágilmente sin pasar por el juzgado con la ayuda del notario

Reclama tus deudas ágilmente sin pasar por el juzgado con la ayuda del notario

Lectura: 2 min | 2 May 17

¿Sabías que desde hace un par de años es posible acudir al notario para reclamar una deuda sin pasar por el juzgado? Es una manera poco conocida, pero muy útil, para ahorrar tiempo, dinero y esfuerzo.

 Desde el año 2015 y gracias a la Ley de Jurisdicción Voluntaria, si quieres solucionar los problemas que te ocasionan las deudas e impagos de alguno de tus clientes ya no es necesario pasar siempre por el juzgado. La mencionada ley buscaba descargar el alto volumen de trabajo los juzgados, otorgando competencias a profesionales perfectamente preparados en materia legal, como es el caso de los notarios. De esta manera, puedes reclamar deudas cuando el deudor se niegue, sin justificación, a cumplir sus obligaciones.

Esta reclamación de deudas ante notario es lo que se conoce como “procedimiento monitorio notarial” o, dicho de otra manera, “reclamación de deudas dinerarias no contradichas”. A priori puede sonarte complicado, pero en realidad es un método muy sencillo. Si se cumplen ciertos requisitos, el acreedor, es decir, tú, podrás interponer una demanda ejecutiva mediante la que solicitar, directamente, el embargo de los bienes de tus deudores, si estos no reaccionan por inacción o silencio, sin justificar los impagos. Te contamos cómo funciona.

¿Qué ventajas conlleva acudir al notario?

 La reclamación de deudas ante notario tiene varias ventajas, siempre teniendo en cuenta que esta opción es una alternativa, no un sustituto, de otros modelos tradicionales a los que te puedes acoger. Básicamente:

  • Tiempo: su tramitación es más ágil. En apenas 40 días puede quedar zanjado, frente a la media de un año de los procesos judiciales -recomendamos consultar siempre cada caso concreto-. En estos 40 días se lleva a cabo la aportación de la documentación al notario, la notificación al deudor, se otorga un plazo de 20 días para que este reaccione y se cierra el acta, entre otros.
  • Coste: es prácticamente el mismo que la opción judicial. De hecho, puede que incluso sea menor. Y el precio es bastante claro, pues viene estipulado en el arancel notarial (también puedes consultarlo en el texto completo del BOE). Si optas por el juzgado, además de la tasa, tendrás que desembolsar el coste del procurador y del abogado si intervienen.

¿Puedo ir a cualquier notario? Mapa CGN

 La respuesta es afirmativa, tu libertad para elegir al notario que mejor te parezca o convenga es una norma básica del Reglamento Notarial. Además, si tienes alguna dificultad de peso que te impida ir a la notaría, el notario podría desplazarse a tu domicilio o incluso a un hospital. El Consejo General del Notariado, la institución que regula su actividad, dispone de un localizador para dar con el más cercano.

Por último, si tienes alguna duda sobre la reclamación de deudas ante notario, acude a tu notaría más cercana. Aunque son autónomos, los notarios también son funcionarios, una peculiar identidad doble por la que están obligados a prestar servicio público. De esta manera, el asesoramiento del notario es siempre imparcial y gratuito por Ley.

Suscríbete a nuestra Newsletter y recibe los artículos en tu email.