[wpdreams_ajaxsearchlite]
7 consejos redes sociales

Redes sociales: 7 consejos para sacarles todo el partido

Lectura: 5 min | 17 Ene 20

La penetración de las redes sociales en el tejido empresarial ha aumentado considerablemente a lo largo de los últimos años. Los negocios que crean perfiles en Facebook, Twitter, LinkedIn o Instagram siguen creciendo. Sin embargo, una correcta gestión de estos no puede depender de la intuición o la inspiración. Conviene tener una estrategia. Las características del sector al que pertenezca tu empresa, el tipo de mensajes que suelas comunicar o la línea gráfica de la compañía son algunos de los factores que influyen a la hora de determinar dicha estrategia. Te damos algunas claves para obtener el máximo rendimiento en redes sociales.

Estar en las redes sociales es sencillo. Utilizarlas para generar imagen de marca o para conseguir nuevos clientes, no lo es tanto. De hecho, es una labor que requiere de planificación, estrategia, constancia y sentido común.

Por ejemplo, no es positivo para tu negocio que tengas perfil en diferentes redes sociales pero que esté vacío o la actualización sea escasa. Transmite una sensación de dejadez.

Por lo tanto, antes de dar el paso y crear un perfil en diferentes redes, conviene tener clara una cosa: es necesaria una estrategia de comunicación. Debes estar en la red social en la que estén tus clientes. Y el primer aspecto sobre el que hay que reflexionar es para qué quieres utilizarlas. Dependiendo de esto, una plataforma u otra será más apropiada:

  • Twitter: la red social de la inmediatez. ¿Tienes mucha relación con tus clientes? ¿Para consumir tus productos o servicios una rápida respuesta es clave? ¿Quieres compartir contenidos interesantes con la comunidad de usuarios? Si es así, Twitter es la red que necesita tu negocio.
  • Facebook: es la red social por excelencia y la que mayor volumen de usuarios tiene. Si tus clientes están en Facebook, esta es tu red.
  • Instagram: en contraposición a Facebook, Instagram cada vez gana más adeptos. Y es que el poder de la imagen es muy relevante para trasladar o bien la calidad de tus productos o bien lo experiencial de tus servicios. Los usuarios buscan identificarse con las marcas, e Instagram es perfecta para ello.
  • LinkedIn: la red profesional. Una plataforma donde generar contactos comerciales y profesionales, atraer talento, dar a conocer tu negocio y estar presente en grupos de interés.

Claves para optimizar tu presencia en redes sociales

En cualquier caso, como comentábamos, es necesario contar con una estrategia definida en función de tus objetivos. No se llevarán a cabo las mismas acciones si tu finalidad es incrementar la comunidad de tus usuarios que si lo que buscas es aumentar tus ventas. Te damos siete claves que debes tener en cuenta a la hora de utilizar las redes sociales:

  1. Conoce bien tu empresa y tu competencia

Es necesario localizar a tu competencia en las redes sociales, e investigar bien cómo las gestionan y si tienen un plan establecido. ¿Cuántos posts publican? ¿Contestan a los comentarios? ¿Qué tono utilizan? ¿Qué tipo de hashtags usan? Debes aprender de sus aciertos y también de sus errores.

Para ello, en este post te mostramos algunas herramientas digitales que te permitirán hacerlo sin coste alguno.

  1. Analiza la comunicación de otros perfiles

Buscar referentes siempre ayuda a obtener una visión mucho más amplia sobre cómo comunicar los mensajes de tu empresa. Por ello es aconsejable fijarse en compañías que tengan una estrategia de redes clara y efectiva. Un perfil interesante de analizar es el de Netflix, pues combina muy bien diferentes tipos de elementos audiovisuales y los mensajes atractivos.

  1. Fíjate unos objetivos

Este punto es muy importante. Los KPI’s que definas deben ser realistas, y para ello es preciso tener claro por qué estás en la red social que elijas y qué quieres conseguir con ello. Los objetivos deben ser SMART:

  • Específicos: plantéate conseguir, por ejemplo, 200 seguidores al mes, no “muchos” seguidores.
  • Medibles: ponte como reto captar 3 clientes nuevos, y no “algunos” clientes cada día.
  • Alcanzables: no te propongas tener 1.000 likes/retuits al mes si tu ritmo de crecimiento orgánico no es tan elevado.
  • Realistas: crecer orgánicamente en redes sociales se logra de forma progresiva, por lo que no debes crearte falsas expectativas.
  • En tiempo: acota temporalmente cada acción o campaña. De lo contrario, lo más probable es que no llegues a cumplir los objetivos que te has marcado previamente.
  1. Acota tu público objetivo

No puedes dirigirte a todo el mundo en general. Debes tener claro el target al que debes llegar, y eso dependerá de tu sector y de tu actividad de negocio.

Piensa en cómo es tu cliente actual, pero también el potencial. Y empieza preguntándote lo más básico: ¿hombre o mujer? ¿De dónde es? ¿Qué edad tiene? ¿Nivel de estudios? ¿Ingresos? ¿Aficiones?

Muchas herramientas de gestión de redes sociales recogen este tipo de datos demográficos pero, por si acaso, te recomendamos que eches un vistazo a Google Analytics e interpretes los resultados de los visitantes de tu web. Te ayudarán a definir el tipo de público “digital” que tienes.

Una vez tengas claro a quién te quieres dirigir, puedes continuar al siguiente paso.

  1. Define el mensaje que quieres transmitir

¿Tienes claro qué es exactamente lo que quieres transmitir? Si no es así, plantéate qué es lo que le interesa a tu público. En este sentido sería interesante analizar qué páginas siguen, qué publicaciones comparten, etc.

El mensaje debe ser claro y conciso en todas las redes sociales en las que estés. Ten en cuenta que los usuarios no suelen permanecer mucho tiempo leyendo cada post, y de esta forma conseguirás una empatía mucho mayor con ellos.

El lenguaje y el tono deben estar adaptados a tu target y a los objetivos definidos. Si eliges Instagram, red social en la que predomina el público joven, utiliza un lenguaje más informal. Si, por el contrario, decides abrir un perfil de LinkedIn, el tono debería ser más profesional. Finalmente, revisa siempre la ortografía para evitar faltas que dañen tu reputación de marca.

Finalmente, es necesario que acompañes tu contenido con imágenes, vídeos y contenido multimedia e interactivo para conseguir más impacto y mejor engagement entre tus usuarios.

  1. Planifica los tiempos

Es importante que tengas un pequeño timing para saber qué quieres publicar exactamente en cada momento. Establece un rango temporal (dos/cuatro meses) para planificar tus redes sociales.

Dedícale tiempo a cada una y planifica cuántas veces a la semana quieres publicar y qué contenido vas a compartir. La frecuencia de publicación más recomendable en cada red social varía: en Facebook se debería publicar entre 3 y 4 veces a la semana; en Twitter, 2-3 tuits al día; en Instagram, una publicación al día o cada dos días; y en LinkedIn, tres publicaciones a la semana.

  1. Mide los resultados

Lo que no se mide, no se puede mejorar. Debes comprobar si has cumplido los objetivos y saber cómo han sido recibidas tus publicaciones. De esta manera puedes ver si la estrategia que has definido funciona o si hay algún punto que debes cambiar.

Utiliza herramientas como Google Analytics para monitorizar los indicadores más importantes en tu web, como las visitas desde redes sociales, las tasas de conversión, etc. Además, cada red social tiene una forma de conocer las métricas más importantes para medir la efectividad de la estrategia. En ellas puedes ver cuánta gente ha visto una publicación, cuántos seguidores nuevos tienes, los “me gustas” nuevos de tu página, etc. Analizarlos y establecer conclusiones sobre la efectividad de tu estrategia es esencial.

Las redes sociales son un gran aliado para tu negocio por su capacidad para aportarle visibilidad y reputación. Por ello, es muy importante estar presente y llegar a tu público objetivo. Pero hay que saber estar. Si sigues estos pasos que te proponemos, podrás sacarle todo el partido a las redes en tu empresa.

Suscríbete a nuestra Newsletter y recibe los artículos en tu email.