Retargeting: cómo atraer clientes que han visto tu web sin comprar
[wpdreams_ajaxsearchlite]
Retargeting

Retargeting: cómo atraer clientes que han visto tu web, pero no han comprado

Lectura: 3 min | 10 Mar 21

Autor: Arantxa Herranz

Has dedicado tiempo, recursos y mucho esfuerzo en tener una buena página web. Compatible con todo tipo de dispositivos y pantalla. Una web sencilla, amigable. Bonita incluso. Has prestado especial atención al SEO para lograr salir en una buena posición en los buscadores.

La has integrado con las diferentes redes sociales y tienes una estrategia consistente y fuerte. Cada vez recibes más visitas. Pero ¡oh, sorpresa! muy pocas de esas visitas acaban comprando. ¿Qué es lo que pasa? ¿Está fallando algo? Y, sobre todo ¿Cómo puedes revertir esta situación?

Se calcula que el 96% de los usuarios que visitan por primera vez una web no están listos para comprar. Es decir, que solo 4 de cada 100 visitas acabarán comprando la primera vez que te vean en la web.

Una de las soluciones para atraer a esa gran masa de usuarios que nos visitan pero que no compran es con lo que se conoce como el retargeting. De manera muy resumida, el retargeting es una forma de publicidad en Internet que puede ayudar a recuperar nuestros productos o servicios después de que abandonan nuestra página web.

¿Cómo funciona retargeting?

El retargeting es una tecnología basada en las famosas cookies (esos pequeños fragmentos que se instalan en los ordenadores y dispositivos cuando navegamos por la web y que nos “perfilan” como usuarios). Empleando un código JavaScript simple, el retrargeting permite hacer un seguimiento anónimo de nuestra audiencia en toda la Web.

Para utilizar el retargeting, hay que colocar, como decimos, un fragmento de código pequeño y discreto en nuestra página web (este código a veces se denomina píxel). El código, o píxel, es imperceptible para los visitantes y no afectará el rendimiento de la web. Cada vez que un nuevo visitante llega a nuestra página, el código libera una cookie de navegador anónima. Más tarde, cuando estos visitantes naveguen por la Web, la cookie permitirá a su proveedor de redireccionamiento saber cuándo publicar anuncios, asegurando que sus anuncios se muestren solo a personas que hayan visitado su página anteriormente.

De esta forma, los usuarios que nos hayan visto verán recordatorios de nuestros productos y servicios cuando hayan estado por nuestra web, especialmente si no se han decidido a comprar.

Además, podremos personalizar estos anuncios y mostrarlos cuando estén de visitas por otros lugares de Internet. El retargeting funciona con aplicaciones y búsquedas, así como con anuncios de banner de sitios web.

Retargeting

Impacto en múltiples audiencias

Gracias al retargeting podremos recordar a los navegantes que han visitado nuestra página algunos de nuestros productos y servicios. Además, podemos segmentar a las personas en función de sus rasgos o comportamiento y orientar nuestras acciones de retargeting según estos perfiles.

Así, por ejemplo, podemos impactar en varios tipos de audiencia. Pueden ser usuarios inactivos (por ejemplo, tienen instalada nuestra aplicación, pero hace tiempo que no la usan), a los que queramos fidelizar (mostrándoles los beneficios de compras reiterativas), para generar conversiones (promoviendo nuevos productos a quienes ya nos han comprado alguna vez).

Complemento a la publicidad

Las campañas de retargeting son un complemento a tus anuncios típicos, pero su impacto puede ser mayor. Cuando se hace publicidad en Internet, puede que tengamos una mas más amplia y que nuestro objetivo sea darnos a conocer entre nuevos usuarios. Cuando empleamos técnicas de retargeting, nos estamos dirigiendo específicamente a personas que no solo nos conocen, sino que han estado en nuestra página web.

Esto significa que tendremos más probabilidades de que este anuncio se convierta en una venta, porque estamos mostrando nuestro catálogo a personas que han mostrado interés en lo que ofrecemos.

Por eso, algunas de las ideas para emplear el retargeting son:

  • Creación de anuncios personalizados: puede categorizar a los visitantes de su sitio en función de su comportamiento y luego publicar anuncios personalizados para cada uno.
  • Obtener más conversiones: la reorientación de los anuncios dará como resultado una tasa de conversión mucho mejor y un CPA (coste por adquisición) más bajo porque se dirige a las personas adecuadas con los anuncios adecuados.
  • Generar conocimiento de la marca: muy pocos visitantes confiarán y comprarán en una marca que estén viendo por primera vez, de ahí la baja tasa de conversión.

Retargeting

Retargeting no es remarketing

Por último, cabe señalar que muchas veces se emplea indistintamente los términos retargeting y remarketing. Sin embargo, muchos especialistas aseguran que, aunque parecidos, no son sinónimos y, por tanto, son técnicas diferentes.

Como hemos visto, el primero implica el uso de píxeles de seguimiento o cookies y, con mayor frecuencia, se centra en convertir nuevos visitantes en clientes potenciales cuando no compraron la primera vez que visitaron nuestra página web. Mientras, el remarketing serían las acciones que se realizan de marketing a través del correo electrónico a los clientes potenciales con el fin de que se decidan a comprar.

Autor

Arantxa Herranz

Periodista y freelance. Especializada en tecnología e innovación, Internet, papel, radio.

Le puedes encontrar en:

Twitter: @aherranz