[wpdreams_ajaxsearchlite]

Retrato de las Pymes en España: 10 años de evolución y cambios

Lectura: 3 min | 9 May 19

En España hay 3.330.971 Pymes que tienen de 0 a 249 trabajadores. Así lo refleja el informe del Directorio Central de Empresas correspondiente a 2018. Esta cifra supone un 99,98% del tejido empresarial total actual. De ellas, más del 55% son microempresas sin asalariados, y más del 40% tienen entre 1 y 9 trabajadores. Pero, ¿cómo han evolucionado las Pymes a lo largo de la última década? A continuación elaboramos un retrato comparativo sobre la situación de este tipo de compañías entre 2008 y 2018.

A lo largo de los últimos diez años se han producido una serie de factores que han influido en el desarrollo y en la creación de nuevas empresas. El más importante fue la crisis económica que duró -dependiendo de a quién se le pregunte- unos 7 años, y que conllevó el cierre de varias compañías. No obstante, el ritmo de creación de empresas ha ido recuperándose poco a poco. En 2018 se crearon 96.289 empresas, por encima de las casi 80.000 que se crearon en 2009 y por debajo de las más de 100.000 nuevas registradas en 2008.

Tras la recuperación progresiva de la crisis económica, durante los últimos años ha habido un repunte del emprendimiento. También se ha producido un cambio en cuanto a la cultura de las Pymes. Hoy en día, cobran más importancia aspectos como la digitalización y la innovación.

Hacemos un recorrido por estos 10 años en la siguiente comparativa:

Datos generales

En 2008 había 3.414.779 Pymes registradas, según el Directorio Central de Empresas (DIRCE), cifra superior a las 3.330.971 registradas en 2018. Entre las posibles causas de este descenso destaca el bache económico que tuvo lugar entre 2008 y 2014. Durante este periodo muchas empresas se vieron obligadas a cesar su actividad.

Clasificándolas según su tamaño, lideran las microempresas. Mientras que hace diez años estas copaban el 94,1% del total, en la actualidad este ratio se ha incrementado hasta el 95,4%. Es decir, pese a que hay menos empresas registradas, han aumentado aquellas que tienen entre 0 y 9 asalariados.

Sectores

Teniendo en cuenta la actividad a la que se dedican las Pymes, observamos ligeros cambios a lo largo de esta década. En 2008, el sector industrial reunía al 7,2% de las empresas, cifra que en 2018 se reduce hasta alcanzar el 6,2%. Las compañías cuya actividad está relacionada con la construcción han pasado de aglutinar el 12,4% al 14,7%.

Los negocios englobados dentro de la actividad comercial suponían, en 2008, el 24,6% del total. Diez años después, reúnen al 22,4% de las empresas. Finalmente, aquellas empresas que se dedican al resto de servicios se han incrementado del 53,5% al 59% actual.

Volumen de ingresos

Atendiendo al volumen de facturación de las Pymes, no se han producido grandes cambios en estos diez años. Los negocios cuyos ingresos son inferiores a 2 millones constituyen el 97,5% del total tanto en 2008 como en 2018. El siguiente tramo, al que corresponden las empresas que facturan entre 2 y 10 millones, reunía al 2,13% en 2008 y al 1,9% en 2018.

Las compañías que facturan entre 10 y 50 millones representaban un 0,37% entonces y un 0,4% ahora. Finalmente, tan solo un 0,04% superaban los 50 millones de facturación en 2008, y un 0,1% los superaba en 2018.

Naturaleza jurídica de las empresas

Las personas físicas constituyen el 53,5% de las compañías en 2018. Este porcentaje hace diez años era del 54,3%. En segundo lugar están las sociedades limitadas, que hoy en día engloban al 35,4% y en 2008 era del 33,5%. Después está la comunidad de bienes, que registra un 3,5% actual y un 3,3% hace una década.

La sociedad anónima, que ocupa el cuarto puesto, concentra el 2,4% de las empresas en 2018, porcentaje que en 2008 era del 3,3%. En último lugar en ambos años está la sociedad cooperativa, con un 0,6% y 0,7% respectivamente.

Volumen de asalariados

Otro factor comparativo que nos ayuda a hacernos una idea general sobre la evolución de las Pymes en los diez últimos años es el cómputo global de sus trabajadores. En 2008, el mayor peso lo tenían las empresas sin asalariados, que suponían el 51,3%. En segundo puesto estaban las microempresas (1-9 trabajadores), con un porcentaje del 42,81%. En tercer lugar se situaban las compañías pequeñas (10-49 asalariados), que representaban el 5%. Finalmente, las empresas medianas (50-249 trabajadores) englobaban al 0,8% del total.

Diez años después, el ratio de negocios que no cuentan con asalariados ha subido hasta el 55,3%. Uno de los motivos puede ser el aumento del emprendimiento. Por el contrario, el porcentaje en las microempresas se ha disminuido hasta el 40,1%. Lo mismo ha ocurrido con las pequeñas (3,8%) y con las medianas (0,6%). De estos datos podemos deducir dónde ha estado el cambio. La aparición de nuevos emprendedores puede haber propiciado el aumento de las microempresas sin asalariados.

En líneas generales vemos que la crisis económica ha sido, a buen seguro, la culpable del leve descenso de Pymes que se registra diez años después de su inicio. Sin embargo, el cierre de algunas de estas compañías se ha visto compensado con el surgimiento de otras a manos de nuevos emprendedores.

Suscríbete a nuestra Newsletter y recibe los artículos en tu email.