[wpdreams_ajaxsearchlite]

Tendencias tecnológicas para empresas en 2019 [Infografía]

Lectura: 5 min | 24 Ene 19

Internet de las Cosas, 5G, Inteligencia Artificial, Blockchain, Big Data… Estas son algunas de las tendencias que ya son una realidad en algunas empresas. Aquellas que no inviertan en estas tecnologías estarán en la misma situación que las que no apostaron por Internet en los años 90.  ¿Está tu empresa preparada?

La rapidez de las empresas para adaptarse a la digitalización es clave para su competitividad y su éxito. La implantación de nuevas tecnologías para empresas es ya una realidad que afecta de manera estructural a gran cantidad de sus procesos. Internos y externos. De hecho, el número de empresas que apuestan por un plan de digitalización sigue aumentando.

En este contexto, el mayor interés en digitalizarse ha provocado una relación causa-efecto directa: la inversión empresarial en innovación se ha incrementado. Por ejemplo, el 88% de las empresas que han percibido importantes beneficios tras la implementación de IoT aumentan los fondos dedicados a este tipo de tecnologías.

Principales tendencias tecnológicas empresariales en el nuevo año

Disrupción y empresa han demostrado en los últimos tiempos que conforman un binomio bien avenido. Dos realidades que se necesitan mutuamente para continuar desarrollándose, evolucionar y crecer. En este sentido, las nuevas tecnologías se conforman como motor del cambio y nexo de unión entre ambas.

Pero, ¿cuáles serán las tecnologías protagonistas en los próximos meses? ¿Hacia dónde camina la innovación empresarial? Te lo mostramos en la siguiente infografía:

Tendencias en Innovación

 

A continuación, detallamos las principales tendencias tecnológicas empresariales para los meses venideros:

Edge Computing. La ventaja principal de esta tecnología es la posibilidad de analizar los datos casi a tiempo real. El Edge Computing ayuda a que estos sean procesados desde la misma fuente que los genera. Es decir, los sistemas que implementen esta tecnología no solo se encargan de recolectar los datos, sino también de procesarlos. Es, por lo tanto, un proceso mucho más eficiente. De hecho, entre los años 2017 y 2023, el Edge Computing experimentará una tasa de crecimiento anual compuesto del 27,3% gracias al IoT y a las nuevas tecnologías. Además, según un estudio de Gartner, en 2022 la mitad de las grandes organizaciones implementará esta tecnología en sus proyectos.

Blockchain. Este modelo permite transferir datos digitales codificados y cifrados de manera totalmente segura estructurada en bloques. En este intercambio no es necesaria la intervención de un intermediario, aumentando la seguridad y la transparencia. Su influencia es tal que trasciende del entorno puramente empresarial. La ciudad de Zug, en Suiza, ha creado un sistema de identidad electrónica basado en el Blockchain.

 

Software Defined Network (SDN). Las redes definidas por software constituyen una forma de creación de redes en la que el control, la administración y el envío de datos son independientes. Por lo tanto, contribuye a incrementar la seguridad. Los planos de administración se podrían extraer en una capa de software que sea independiente del hardware, y que esta esté centralizada mediante un controlador.

Realidad Mixta. Se suele decir que la suma de las partes es mayor que el todo. Esta idea se aplica a la Realidad Mixta, un término que engloba características de la Realidad Virtual (VR) y la Realidad Aumentada (AR). La combinación de ambas tecnologías permite crear una experiencia de usuario más inmersiva.

 

Big Data. La forma de obtención de datos que tienen las organizaciones ha cambiado radicalmente en los últimos años. El volumen de datos actual procede no solo de fuentes internas, sino de otras vías externas (CRM, redes sociales, etc.). La cantidad de información que manejan las empresas es tan grande que es necesaria una tecnología para unificarla. El Big Data permite estructurar y analizar los datos para obtener conclusiones que mejoren la productividad y eficiencia de su actividad. Por tanto, ayuda en la toma de decisiones estratégicas de negocio.

Serverless. La importancia de la arquitectura Serverless radica en la posibilidad de ‘eliminar’ a los servidores, reemplazándolos por código. No se trata de suprimirlos, sino de que el proveedor Cloud se encargue de gestionarlos. Es decir, es una extensión del Cloud Computing que nos permite reducir costes de infraestructura, ya que estos son generados exclusivamente cuando se realiza una petición de servicio. La previsión es que más del 20% de las organizaciones utilizará esta arquitectura en 2020.

Multicloud. La integración de los servicios de Computación en la nube en un mismo entorno permite optimizar los costes, agilizar el trabajo y reducir los riesgos en seguridad informática. Por ejemplo, si una organización tiene varios proveedores como ERP, CRM o correo electrónico podrán alojarlos en la nube pública o privada según su grado de importancia y confidencialidad. De esta forma, las entidades pueden aprovechar todas las ventajas que ofrecen los diversos proveedores, sin necesidad de renunciar a alguno de ellos.

Inteligencia Artificial. Se entiende como tal el proceso de aprendizaje automático por parte de los dispositivos tecnológicos. Según el Observatorio Vodafone de la Empresa, más del 30% de las empresas ya utilizan la Inteligencia Artificial para automatizar sus procesos de negocio. De aquellas que todavía no lo tienen implementado, el 34% afirma que tiene planeado incluirlo en su día a día operativo.

Aplicaciones reales para la digitalización de las empresas

Una vez que las Administraciones Públicas y empresas están familiarizadas con estos conceptos o tecnologías, necesitan integrarlos en sus productos, servicios o procedimientos. Prácticamente cualquier sector podrá implementar alguna de las tecnologías, si bien algunos de ellos ya han empezado a hacerlo. A continuación detallamos varias aplicaciones y ejemplos reales.

1. Industria 4.0. La llamada ‘Cuarta Revolución Industrial’ se caracteriza por la aplicación de muchas de las tecnologías anteriormente mencionadas en las empresas de este sector. Las Bodegas Emilio Moro son un claro ejemplo de ello. Para esta compañía, que utiliza fotografías satélite conectadas mediante sensores, es imprescindible la implementación de NB-IoT. A su vez, esta tecnología será potenciada gracias al 5G, cuya utilización será protagonista en sectores como la automoción (especialmente en los coches autónomos). ¿Por qué? Por las propias características inherentes al 5G: reducción de latencia y aumento en la capacidad y velocidad de trasmisión de datos. Así, los coches autónomos podrán recibir información de otros sistemas sobre el estado del tráfico prácticamente en tiempo real.

2. Retail. Sin lugar a dudas, uno de los sectores donde más aplicaciones prácticas encuentran en las tecnologías emergentes. Sin ir más lejos, empresas como Mango han comenzado a utilizarlas en sus probadores inteligentes basados en el IoT, Realidad Mixta e Inteligencia Artificial . Esta última respaldada por el Deep Learning y el Machine Learning, que facilitan desde tareas de aprendizaje automático hasta sistemas o servicios cognitivos.

3. Empresas 100% digitales. Las compañías de raíz digital se muestran más abiertas a la incorporación de tecnologías más diversas y disruptivas. Es más, para muchas la tecnología se convierte en el pilar fundamental de su modelo de negocio. Es el ejemplo de Netflix, que gracias al Machine Learning es capaz de ofrecer a sus usuarios coincidencias por gustos en series o películas, ajustando cada vez más su algoritmo a medida que estos utilizan más la plataforma.

4. Asistentes virtuales. La previsión para 2020 es que 4 de cada 10 transacciones de los usuarios se realicen a través de los bots. Además, se estima que el 85% de las interacciones con clientes se llevarán a cabo sin intervención humana. En este sentido, tanto la Inteligencia Artificial como el Big Data son imprescindibles. Un buen ejemplo es el Bot Zap (Zapiens), que permite a una compañía conocer exactamente las necesidades de sus clientes. De la misma forma, las tecnologías cognitivas posibilitan que asistentes como Google Home procesen el lenguaje y apliquen el reconocimiento facial.

En resumen, tanto las empresas como las Administraciones Públicas están llamados a obtener grandes beneficios derivados de la incorporación de estas tendencias en sus procesos. No obstante, la rentabilidad será mayor en la medida en que aprovechen al máximo todas las posibilidades que tienen a su alcance.

 

Este artículo ha contado con la colaboración de los expertos en tecnología Ricardo Hernández y Aritxa Troyano.

Suscríbete a nuestra Newsletter y recibe los artículos en tu email.