[wpdreams_ajaxsearchlite]
Transparencia AAPP

Transparencia en las Administraciones Públicas: ¿está España al nivel de otros países europeos?

Lectura: 4 min | 26 Mar 19

La transparencia en las entidades públicas es una de las cualidades que más valoran los ciudadanos. Pero, ¿qué tipo de medidas se llevan a cabo en España y en Europa? En este post hacemos un recorrido por el continente y comparamos la situación de los principales países en este ámbito.

A lo largo de los últimos años, la desconfianza por parte del ciudadano hacia las instituciones públicas y privadas ha aumentado. Principalmente, por algunos casos de utilización de recursos fraudulenta. Por esto, desde las administraciones se ha apostado por un acceso a la información pública abierto a todos. Un paso adelante decidido para que los ciudadanos recuperen de nuevo la confianza.

En este contexto, no se trata solo de impulsar la adopción de medidas de transparencia. También es preciso que los propios representantes y trabajadores de la Administración interioricen esas prácticas. Y, por descontado, que las apliquen en todas y cada una de sus tareas.

Eso sí, en un mundo cada vez más global, cabe preguntarse qué tipo de medidas implementan otros países en materia de transparencia. De esta forma se pueden comparar y establecer qué iniciativas podrían ser aplicables también en España.

Para hacernos una idea aproximada de la situación a nivel mundial, existen algunos documentos que pueden servir como referencia. Es el caso del Índice de Percepción de Corrupción (CPI) elaborado por Transparencia Internacional. Este informe mide cómo perciben los habitantes de un país a su gobierno en cuanto a corrupción. Una buena forma de evaluar la confianza que las entidades públicas suscitan entre la sociedad. Pero queremos ir un paso más allá. Por eso, en este storymap repasamos la cultura de transparencia de varias naciones europeas.

España

Transparencia Internacional revela en su informe que España ocupa el puesto 41 en el Índice de Percepción de Corrupción. Así, alcanza una puntuación de 58 puntos sobre 100. La principal medida contra el hermetismo adoptada por España es el Portal de la Transparencia de la Administración General del Estado. Según la Ley de transparencia, acceso a la información pública y buen gobierno de 2013, este espacio está destinado a facilitar a cualquier ciudadano el acceso a información económica, de control, jurídica, institucional, etc.

Apenas unos meses después, el Ejecutivo aprobó un Real Decreto para constituir el Consejo de Transparencia y Buen Gobierno. Se trata de un órgano adscrito al Ministerio de Hacienda cuya función es fomentar la transparencia en las entidades públicas. Además, España ha elaborado un Plan de Acción 2017-2019 inscrito en la Alianza de Gobierno Abierto.

Alemania

Según el Índice de Percepción de Corrupción (CPI) elaborado por Transparencia Internacional, Alemania ocupa la 11ª posición de un total de 180 países. Así, obtiene una puntuación de 80 sobre 100.

En 2017, el gobierno alemán adoptó su primer plan de acción para promover la transparencia. Este plan está suscrito bajo la Alianza de Gobierno Abierto (OGP, por sus siglas en inglés), una iniciativa global en pro de la transparencia. En él se fijan 15 compromisos que deben acatar las Administraciones Públicas. Gracias a este plan, las entidades deben incorporar la práctica del open data en la Administración y aplicarla en áreas tales como la movilidad inteligente. Además, tienen obligación de elaborar informes sobre el desarrollo de la presencia de hombres y mujeres en puestos de responsabilidad, enmarcados dentro del Acta de Participación Igualitaria de hombres y mujeres en puestos de liderazgo en el sector público y privado.

Francia

El gobierno galo lanzó en 2013 una plataforma equivalente a nuestro Portal de Transparencia. En ella se publican datos relacionados con los organismos públicos, clasificados por sectores. El precio de la gasolina, las emisiones de CO2 producidas o un listado público de medicamentos son algunas de las informaciones que se pueden consultar.

Además, Francia también está dentro de la Alianza de Gobierno Abierto. El CPI sitúa a esta nación en el puesto 21 de percepción de corrupción, obteniendo 72 puntos.

Dinamarca

Dinamarca es el país en el que los ciudadanos tienen una mejor visión sobre sus instituciones, con una calificación de 88 puntos en el índice de percepción. Transparencia Internacional elaboró en 2011 un informe sobre el Sistema de Integridad Nacional Danés (NIS). En él se medía la actuación de las instituciones y su capacidad para mantener la nitidez en sus actuaciones, además de su estrategia para combatir la corrupción. El estudio concluía que el sistema de integridad danés es positivo, pues es un país con una gran cultura de la Administración Pública. Es decir, la sociedad está especialmente concienciada en materia de corrupción.

Sin embargo, esto conlleva que existen menos normativas en este sentido que en otros países donde hay más casos. En aras de mejorar en este aspecto, Dinamarca es parte de la Alianza de Gobierno Abierto, y ha elaborado el Plan Nacional 2017-2019. A partir de este documento, entidades como el Archivo Nacional Danés hará más accesible el acceso a los datos que guarda. En la misma línea, el Ministerio de Familia y Asuntos Públicos tiene que crear un portal donde comparta información relacionada con los servicios de cuidado a menores existentes en el país.

Italia

En 2016 el gobierno italiano aprobó un decreto legislativo para promover la transparencia en los organismos públicos. Esta normativa ratifica el derecho que tienen los ciudadanos de acceder a documentos y datos ofrecidos por agentes públicos. La ley engloba en este concepto a entidades económicas, organizaciones profesionales, corporaciones gubernamentales y algunas fundaciones.

Sin embargo, la Alianza de Gobierno Abierto ha puesto en entredicho este compromiso por parte de Italia tras la publicación de una carta abierta el pasado mes de enero. En ella avisa de que el gobierno transalpino no ha presentado su Plan de Acción correspondiente a 2019. Este organismo otorga un plazo de cuatro meses a partir de la fecha límite para que cada país presente su plan, habiendo acabado el último el 31 de agosto. Esta menor preocupación por la corrupción se traslada también al CPI, en el que Italia ocupa el puesto 53. Se convierte así en uno de los países europeos con peor índice de percepción de corrupción.

En resumen, la Administración Pública debe estar al servicio de los ciudadanos y facilitarles toda la información que requieran. Fomentar la transparencia es clave para generar confianza y evitar la inaccesibilidad a los datos públicos. En este sentido, las medidas que se toman para promover esta apertura son fundamentales, a nivel nacional y supranacional.

Suscríbete a nuestra Newsletter y recibe los artículos en tu email.