Venta online: cómo orientar a los usuarios a través de tu web - Ideas para tu Empresa
[wpdreams_ajaxsearchlite]

Venta online: cómo orientar a los usuarios a través de tu web

Lectura: 4 min | 9 Abr 21

La pandemia ha acelerado la adaptación de los negocios al comercio online, pero, ¿cómo puedes captar y persuadir a los usuarios cuando has obtenido su atención? Te damos algunas claves de los elementos que debes añadir en tu página web o fuera de ella para que los usuarios no se olviden de tus productos y servicios y su interés inicial termine en compra.

Es un hecho que la venta en persona y online son totalmente distintas. La situación originada por la COVID-19 ha puesto de manifiesto las diferencias con respecto a la preparación digital entre las grandes empresas y aquellos negocios de menor tamaño. Algo similar ha sucedido entre los usuarios. Mientras los más habituados a las transacciones digitales no han encontrado obstáculos para realizar compras online, las personas más alejadas de la digitalización no lo han tenido tan fácil.

La adopción de prácticas digitales a nivel comercial requiere un proceso de adaptación y educación. Una asesoría que, a su vez, los clientes esperan, de forma indirecta, por parte de las empresas cada vez con más asiduidad. En este contexto, las Pymes tienen ante sí una oportunidad de fidelizar a sus clientes y ganar otros nuevos en el entorno virtual. Es decir, deben ser transformar la usabilidad en conversión.

Pero para ello es imprescindible conocer todas las posibilidades que ofrecen los canales digitales para optimizar las visitas de los clientes a tu web y conseguir cerrar la venta online. A continuación, te damos las principales claves para que diseñes tu espacio digital de presentación de la forma más adecuada para orientar a los usuarios en la navegación.

Evita cualquier elemento de distracción

La navegación de los usuarios por una página web debe ser sencilla y práctica. La experiencia de usuario (UX) es fundamental para que una visita se traduzca en una compra. Por ello, debemos evitar que haya excesivos elementos visuales que dificulten la navegación y lleven al usuario a tomar la decisión de abandonar la página.

Sin embargo, no es raro que, en el momento de construcción de la web, tiendas a añadir elementos decorativos para “hacerla más amena”. Para evitar que caigas en este exceso te recomendamos elaborar un sitemap previo o arquitectura de la web. Un mapa en el que visualices, de forma resumida, todos los elementos necesarios para culminar la compra en tu web. Además, verás también los elementos añadidos, de forma que podrás comprobar si son demasiados y pueden obstaculizar el recorrido.

Los CTA, visibles y claros

Los botones de acción, comúnmente denominados CTA (Call To Action), deben ser claros y visibles. Sobre todo, aquellos que culminan en la página de compra o en una página relevante para tomar la decisión. Cuando un usuario clica en un CTA está demostrando, generalmente, su interés en ampliar más información o en ejecutar la acción. Por ello es muy importante que estos botones estén bien visibles en la web: cambia su color de fondo e incluye uno llamativo, que destaque sobre el resto.

Es fundamental que quede claro qué acción va a ejecutar el usuario que clique. Que no haya ningún tipo de duda. Es decir, si al presionar el CTA el usuario va a ir a la tienda, la leyenda del mismo debería indicarlo mediante palabras como “Comprar”, “Ir a la tienda”, o similar. Si el CTA no clarifica la siguiente acción, lo más probable es que el usuario esté confuso y no continúe el recorrido.

Eso sí, en el término medio está la virtud. Evita redireccionar en exceso a los usuarios si no es necesario. A continuación, te mostramos un ejemplo:

 

Respeta un orden jerárquico de contenidos

El orden en el que incluyas los contenidos de tu página web es fundamental en cualquier canal digital por dos razones principales. En primer lugar, no todos los usuarios harán todo el scroll hasta el final, por lo que los contenidos más relevantes deberían estar en la parte superior. No obstante, nunca es recomendable que los usuarios tengan que hacer scroll más de 3 ó 4 veces. Además, las personas estamos acostumbradas a otorgar la relevancia a los contenidos de manera jerárquica. Lo que tendemos a pensar es que lo que está por encima es más importante que lo que se sitúa en segundo lugar. Por tanto, si el usuario detecta que el orden que siguen los contenidos de tu web no es el orden lógico, le creará confusión para cerrar la venta online.

Las migas de pan, la “brújula” para los usuarios

Las “breadcrumbs”, o lo que es lo mismo, migas de pan, son especialmente útiles en webs con muchas páginas. Si el usuario ve permanentemente en cuál de todas las páginas está ubicado, le resultará más fácil y productiva la navegación. De lo contrario, podría perderse y abandonar la web por falta de usabilidad. Además, es importante que cada página que aparezca en esa miga de pan tenga un hipervínculo que permita al usuario acceder a dicha sección si pulsa ahí. Te mostramos un ejemplo:

 

Los enlaces externos, mejor en ventana nueva

Si vas a poner algún link externo, como por ejemplo una fuente informativa o un artículo relacionado, asegúrate de que se abre en una ventana diferente. De esta forma evitas sacar al usuario de tu página web e interrumpir su proceso de navegación. Piensa también que, si el usuario sale de la web, las métricas de posicionamiento pueden variar, pues permanece menos tiempo en la misma. Recuerda: cuantas menos distracciones, mejor.

Las personas están cada vez más acostumbradas a moverse en el entorno digital, y por ello esperan que las empresas les ofrezcan experiencias de usuario satisfactorias. Por otro lado, aquellos usuarios más alejados de la digitalización también necesitan todas las facilidades posibles para navegar por una web sin tener muchas nociones de ello. Sea cual sea tu cliente predominante, lo que está claro es que tu negocio no puede quedarse atrás en el camino de la digitalización y de la venta online.