[wpdreams_ajaxsearchlite]
Crowdfunding Verkami

Verkami: cómo empezar a emprender mediante crowdfunding

Lectura: 5 min | 5 Mar 19

Comenzar un proyecto empresarial no es fácil, como tampoco lo es conseguir la financiación necesaria para llevarlo a cabo. Una vía a la que puedes recurrir es el crowdfunding, pues te permite no solo recaudar los fondos sino también poner a prueba si tu proyecto suscita interés o no. En este post analizamos el funcionamiento de Verkami, una de las mayores plataformas de crowdfunding.

El crowdfunding es una fórmula de financiación que consiste en recopilar el presupuesto necesario para llevar a cabo un proyecto gracias a aportaciones de terceros. Cada vez son más las personas que recurren a esta y otras vías de financiación alternativa (crowdlending, business angels, renta fija, etc.) para conseguir el dinero que necesitan antes de iniciar su “aventura” empresarial.

Otra de las mayores incertidumbres o dudas que surgen a la hora de emprender es el interés real que suscita, si tendrá o no la suficiente demanda como para que sea un proyecto exitoso. Las plataformas de crowdfunding son, en este sentido, un indicador muy útil, pues nos permite testar si nuestra idea puede tener cabida en el mercado.

En este artículo analizamos Verkami, una de las plataformas de crowdfunding más relevantes en la actualidad en cuanto a proyectos creativos y culturales. Verkami es un punto de encuentro en el que cualquier persona puede poner en marcha una campaña para conseguir los fondos necesarios, y donde los denominados ‘mecenas’ (personas que aportan dinero para la ejecución de la idea) pueden elegir a qué proyecto quieren destinar su aportación.

Para conocer más en profundidad esta plataforma nos hemos apoyado en la experiencia de Jaime, responsable de Imborrable, una firma de papelería española que, a través de Verkami, consiguió la financiación para lanzar al mercado los ‘zuadernos’, unos cuadernos específicos para zurdos.

Infografía Verkami

¿Cómo funciona Verkami?

El modo de funcionamiento de este portal se basa en una fórmula win-win. Por un lado, los autores publican sus proyectos bajo un objetivo de recaudación, y posteriormente tienen 40 días para mantener su campaña publicada y conseguir recaudar los fondos. Por otro lado, los mecenas, que son todos aquellos usuarios que destinan parte de su dinero a una idea, pueden conseguir diferentes recompensas (en función de la cantidad que aporten) si el proyecto sale adelante. Estas recompensas deben ser prefijadas por los autores, pues son un gran reclamo para convencer a los mecenas de que apuesten por un proyecto.

Cómo se inicia una campaña

Poner en marcha una campaña en Verkami es sencillo. A continuación te explicamos los pasos basándonos en el ejemplo anteriormente mencionado: la campaña de los ‘zuadernos’. Debes plasmar tu idea en una propuesta detallando los siguientes aspectos:

  • Una descripción de tu proyecto. Siguiendo el ejemplo de los ‘zuadernos’, la descripción es clara y concisa.

Zuadernos descripción

  • El presupuesto que estimas imprescindible para iniciarlo, y si hay más fuentes de financiación complementarias.

Zuadernos presupuesto

  • El timing de tu proyecto, una aproximación de las fechas y fases de ejecución.

Zuadernos timing

  • Tu experiencia previa en proyectos creativos o culturales similares al que quieres empezar

Zuadernos experiencia previa

  • Los canales a través de los que difundirás tu campaña y el tipo de público al que vas a dirigirte para obtener fondos

Zuadernos canales

  • Perfiles de redes sociales tuyos o del proyecto, en caso de que los hayas creado.

Zuadernos perfiles

Una vez que hayas elaborado la propuesta, el siguiente paso es enviarla al equipo de Verkami. Este valorará si encaja con el tipo de proyectos de la plataforma y te asesorarán sobre cómo implementar la campaña. Si tiene cabida, el equipo te facilitará el acceso a tu página de edición para que puedas perfilar todos los datos.

¿El servicio de Verkami es gratuito?

El coste por el uso de la plataforma y el servicio de asesoramiento es el 6,35%+IVA de lo recaudado para el proyecto (excepto si se fija PayPal como fórmula de pago, en cuyo caso puede variar), y siempre que se llegue al objetivo mínimo. Es decir, si el objetivo está en 4.000 euros, el coste se aplicará únicamente si la recaudación los supera. Por ello es importante que, a la hora de elaborar tu propuesta, tengas en cuenta este porcentaje para calcular tu objetivo de financiación.

Cada proyecto establece un objetivo mínimo de financiación, y para lograrlo tiene como máximo 40 días. Si, pasado ese tiempo, no se ha conseguido el 100%, no se produce ningún tipo de pago por parte de los mecenas, quedando anuladas todas sus aportaciones.

¿Hay algún tipo de recomendación a tener en cuenta durante una campaña?

Cuando inicias una campaña en Verkami, hay ciertas claves de uso que es conveniente saber:

  • Describe tu proyecto lo más detalladamente posible. Ten en cuenta que para que un mecenas decida apostar por tu idea tiene que conocerla en profundidad, y la única vía que tiene para ello es la descripción que lee en la web. En este sentido, los elementos audiovisuales suelen ser de gran ayuda. Recurriendo al ejemplo de los ‘zuadernos’, sus creadores explicaron en profundidad cuál era el problema y qué solución proponían.

Verkami descripción

  • También tienes que definir muy bien las recompensas que obtienen los mecenas gracias a su aportación. En este caso, Imborrable especificó muy bien en qué casos eran gratuitos los envíos, que era lo que más confusión podía generar. Así, los mecenas tenían claro que en la aportación que daban estaba incluido el precio del envío de su recompensa. Esta es otra de las cuestiones que debes tener muy en cuenta al empezar un crowdfunding.

Verkami recompensas

  • Traducir la campaña puede incrementar las posibilidades de que usuarios de otros países decidan hacer una aportación, por lo que también es recomendable.
  • Mantén el contacto con los mecenas, pues estos agradecen estar informados de cómo va la campaña en la que han participado. Además, de esta manera se acrecienta el sentimiento de comunidad que se genera en este tipo de proyectos. En todo momento el promotor tiene la información actualizada sobre en qué estado está, cuánto se ha recaudado hasta el momento, cuántos mecenas tiene y qué rango de aportaciones han realizado.

¿Qué tipo de información maneja el autor durante la campaña?

Mientras está activa la campaña de crowdfunding, el autor recibe una notificación vía email cada vez que algún nuevo mecenas se una a la campaña. Una vez finalizada, el promotor recibirá un informe con todos los datos de la misma: la recaudación final, todos aquellos pagos que no se han podido realizar adecuadamente, los gastos, el importe que ya ha sido cobrado a través de PayPal (en caso de que hayas habilitado dicha opción) y la cuantía que faltaría por transferir.

Además, es recomendable que, en el tiempo que transcurre entre que finaliza la campaña y los mecenas reciben sus recompensas, estén informados del progreso de la misma. ¿Cómo? Recibiendo todas las actualizaciones sobre el estado del proyecto a través del blog propio.

¿Qué tipo de tratamiento legal tienen las aportaciones en Verkami?

A nivel legal, hay que tener en cuenta que el crowdfunding no es una donación propiamente dicha, puesto que no se realizan sin obtener nada a cambio, sino un adelanto de una compra futura de un bien o servicio. Por ello, el tratamiento fiscal que debe darse a los ingresos no es el mismo que si fueran donaciones. Se tratarán como un ingreso de actividad económica del autor del proyecto, y este tendrá que tributar en el IRPF en función de si es persona física o jurídica, empresario o profesional.

Además, el autor tendrá que repercutir e ingresar el IVA derivado de la operación en Hacienda, pudiendo deducirse el IVA de todos los gastos necesarios para el desarrollo de su proyecto.

Por su parte, el mecenas tiene la opción de deducirse el IVA siempre que la aportación se realice dentro del marco de su actividad empresarial.

El crowdfunding se postula como una fórmula de financiación con una ventaja triple. Por un lado permite obtener los recursos necesarios para emprender un proyecto. Por otra parte, actúa como termómetro que mide el interés, si existe una demanda real o no. Finalmente, empezar una campaña de crowdfunding es una oportunidad para que la empresa en cuestión se dé a conocer en el mercado.

Suscríbete a nuestra Newsletter y recibe los artículos en tu email.