YouTube como complemento a otras redes sociales
[wpdreams_ajaxsearchlite]

YouTube como complemento a otras redes sociales

Lectura: 3 min | 26 Ago 20

Autor: Jose Manuel Sanchez

Cuando los departamentos de marketing y comunicación diseñan sus estrategias publicitarias en redes sociales, inmediatamente suelen pensar en Facebook, que es la plataforma más utilizada del mundo. También Twitter, que es el lugar donde se produce principalmente la conversación. TikTok, porque es la nueva y se pueden hacer experimentos. Instagram, donde se mueven los “influencers” y las audiencias más jóvenes. Pero rara vez se identifica tan rápido el enorme potencial de YouTube.

 

Lo cierto es que la plataforma de vídeos de Google tiene grandes fortalezas. Por lo pronto, tiene una adopción masiva: hay 2.000 millones de usuarios en todo el mundo. Un 79% de los usuarios de internet tienen su propia cuenta de YouTube, lo que quiere decir que es la segunda en popularidad. Y el 84% de los jóvenes la consultan una vez al día. Es su “tele”.

Todo ello nos lleva a una primera conclusión: no hay que perderla de vista. Y el vídeo transmite muchas emociones. Ya se sabe: una imagen vale más que mil palabras. Pero salvo que el negocio se dedique al mundo audiovisual, se aconseja que su uso como herramienta de marketing se limite a ser un complemento de otras plataformas que generan más conversación y bidireccionalidad.

 

¿Publicidad o marketing de contenidos?

Para sacarle provecho a YouTube, una pyme puede optar por dos vías. La primera es invertir en publicidad digital, es decir gastar dinero en acciones en Google Ads para mostrar un anuncio entre los usuarios que mejor se adapten al negocio. Anunciarse aquí resulta más barato en comparación con otros servicios y hay menos competencia, así puede ser efectivo.

Pero también hay una segunda manera de generar interés entre los consumidores, pero es tan rápida quizás: consiste en producir contenidos multimedia. Pero antes de iniciar un proyecto hay que tener en cuenta cómo funciona esta plataforma. YouTube tiene un carácter puramente visual. Gracias a esto se puede tener un gran impacto en los sistemas de venta y la captación de datos de usuarios. El formato, además de ser fácil de consumir, puede transmitir mucha confianza. Si optamos por este camino hay que tener presente otros aspectos.

 

Lo primero es definir al cliente ideal

La estrategia de marketing para YouTube debe partir del viaje del cliente a través del llamado embudo de conversión. Pero vamos a concretarlo un poco más. Lo que quiere decir es que es necesario definir, en primer lugar, el llamado “buyer persona”. Es una representación gráfica del cliente ideal. Debe reunir una serie de pautas e información personal. Todo tiene que estar muy detallado.

También hay que utilizar una metodología llamada “customer journey”, que consiste en imaginar el viaje del consumidor. Esto nos servirá para conocer todas las fases en las que actuar y los hábitos de los clientes. Este trabajo deberá servir también para el resto de redes sociales donde la pyme tenga presencia, por lo que debe de ser planteado como un esfuerzo minucioso.

 

¿Hay que ofrecer vídeos adaptados a cada perfil?

Con las conclusiones podremos diseñar un plan de acción para YouTube pero siempre teniendo en presente su ecosistema y la audiencia. Dependiendo las fases de interés del cliente, una pyme puede crear contenidos que mejor se adapten a sus gustos y hábitos. En el caso de YouTube, hay que tener presente que es un canal muy utilizado por jóvenes. Esto nos puede hacer una ligera idea de cómo plantear los contenidos.

Salvo que la pyme se dedique al mundo audiovisual, el uso de YouTube debe ser planteado como un complemento de los perfiles de redes sociales corporativos. Deben publicar todos los vídeos producidos por la marca con lo que se podrá promocionar el canal por otras vías. De esta manera se incrementarán las reproducciones y mejorará la tasa de suscripción. En cuanto a los contenidos tratados, se recomienda que tengan una cierta calidad y reflejen historias que puedan asociarse a la marca.

 

¿Qué temáticas hacer en esta plataforma?

Teniendo claro todos los conceptos anteriores, el negocio debe escoger una o varias temáticas que explotar en su canal de YouTube. Tiene que seleccionarse con mimo y cuidado en función del tipo de clientes. Hay varias áreas genéricas que funcionan muy bien y tienen una elevada tasa de conversión. Una de ellas son los tutoriales. Son contenidos didácticos que enseñan y muestran algo que suscita el interés entre los consumidores. Es un buen recurso para dar a conocer una empresa.

También es posible hacer una estrategia de “inbound marketing”. Contenidos de valor muy llamativos que ponen el énfasis en el área o sector que opera la empresa. Lo que buscan estos vídeos es generar notoriedad de marca, que puede ser luego extrapolada a los diferentes perfiles de redes sociales en donde se esté presente. La idea de esta temática es transmitir emociones.

En caso de ser una marca que lance algún producto o servicio novedoso, YouTube puede servir para resolver dudas. Hay una temática muy interesante, el clásico preguntas y respuestas, pero evolucionado a un entorno actual. Si se tiene presupuesto se puede hacer alguna acción con alguna personalidad famosa o invertir en marketing de “influencers”. Eso sí, hay que escoger bien al creador porque, si acertamos, lograremos una buena promoción de nuestra empresa.

Autor

Jose Manuel Sanchez

José M. Sánchez «Daze» es periodista. Tras pasar por redacciones como «Las Provincias», Onda Cero o «20 minutos», desde 2009 trabaja como redactor en «ABC», por donde ha desempeñado diversas tareas como redactor de deportes, community manager y social media strategist, redactor de continuidad y cultura hasta su desembarco en ABC Tecnología, cargo que ocupa desde 2012.

Le puedes encontrar en:

Twitter: josedaze

Suscríbete a nuestra Newsletter y recibe los artículos en tu email.